La osada ‘NOVELLA’ de Will Joseph Cook [Entrevista]

Considerado uno de los músicos jóvenes más emocionantes del Reino Unido en los últimos años, Will Joseph Cook ha sabido navegar el entorno musical como artista independiente. Con su nuevo EP ‘NOVELLA’ nos reafirma que siempre está dispuesto a explorar nuevos territorios creativos. 

En ‘NOVELLA’, cada canción se convierte en un capítulo con su propia línea narrativa y sonora. Todas inspiradas en sus propias memorias, cada una cobra vida de una manera única y de alguna manera arriesgada. Experimentando fuera del divertido bedroom pop, Will Joseph Cook ha mantenido la individualidad de la misma forma que cada momento de nuestras vidas se presenta con su propio soundtrack incidental.

“Pensé que era bueno casi tomar una versión diferente de mí mismo para cada una”. 

Como artista independiente, este sentido aventurero es una gran ventaja y un riesgo a la vez. Uno de los mayores desafíos para Will Joseph Cook es no dejarse vencer por el miedo a perder la conexión con la música. Por lo que, como creador, ser fiel a su creatividad e instintos es lo más importante y sin duda el mayor acierto que lo ha conectado con fans alrededor del mundo. 

La relación de Will Joseph Cook con México ha crecido enormemente desde su primera visita a CDMX, en donde pasó unas semanas componiendo para meses después pisar los escenarios del del Corona Capital, Tecate Live Out y su propio show en el Lunario del Auditorio Nacional. Su regreso al país es solo cuestión de tiempo. Por lo pronto, podemos disfrutar de ‘NOVELLA’ y cada uno de sus fantásticos videoclips.

Will Joseph Cook
Foto: Will Hooper

Háblame de ‘Novella’ porque lanzaste tres sencillos muy interesantes, cada uno de ellos realmente único a su manera. ¿Cómo fue el proceso creativo para este material? 

Me alegro de que pienses que todas son únicas, porque tenía un montón de canciones que creo que, creativamente, me encantaban, pero no había hecho algo así. Creo que en cada uno de los álbumes anteriores, estaba tratando de encontrar un tema distintivo y un mensaje en general para el álbum. Mientras que en este quería hacerlo un poco más como si cada pista se sostuviera por sí misma. Así que cada “novela” significa una historia corta. Por lo general, las historias cortas vienen en un libro que recopila tal vez cinco de ellas, así que pensé que era bueno casi tomar una versión diferente de mí mismo para cada una.

Además quería tomar riesgos  y siento que hacer un cuerpo más pequeño de trabajo fue bueno porque entonces sólo podía centrarme en “OK, ¿cuál es mi mejor versión? ¿Cuál era mi mejor canción en ese sonido?”. Y luego como un experimento, ver si a la gente le gusta y tal vez conocer cuál es la mejor. 

“MF BASSLINE” en especial se siente como algo diferente y nuevo al estilo de Will Joseph Cook. ¿Sientes que te fuiste hacia un lado más hardcore con esta canción? 

Inicialmente fue una canción que hice como una broma. Me dio Covid por segunda vez y me sentía muy mal. Me encontraba atrapado en mi habitación componiendo música cuando mi amigo me preguntó cómo estaba, lo que desató una serie de quejas que terminaron con la línea “lower than a motherfucking bass line”. Pensé que era una frase muy inteligente porque no hay nada más bajo que una línea de bajo en una canción, es el fondo absoluto del álbum. Si estás más abajo que una línea de bajo, ni siquiera puedes escucharlo, ya no suena como música. Fue algo que comenzó como una broma graciosa entre amigos, y luego creo que terminé escribiendo acerca de tal vez no ser capaz de obtener la satisfacción que necesitaba de la música.  Aún disfrutaba la música, pero en ese momento escribí de sentirse realmente desconectado de ella.

La relación con la música y con tu propia música puede ir por etapas. Desde la primera idea, la composición, el lanzamiento, hasta tocarla una y otra vez en vivo y que pasen los años. ¿Cómo es la conexión que tienes con tus canciones después de un tiempo? 

Específicamente con esa canción (“MF BASSLINE”), me sentí más inseguro al estrenarla justamente porque es muy diferente. Tiene una energía estilo Joji o incluso estilo Drake, algo que fue intencional definitivamente. Quería esa especie de  sonido entre sad boy y rap, para ver cómo sonaría mi propia versión de eso y mezclarla con estos sonidos más funky y disco con los que he estado experimentando. 

Cuando estás en el momento de creación, es algo muy puro. Realmente estoy disfrutando vivir en la canción y liberando sentimientos. Pero cuando llega el momento de mostrarla a la gente, inmediatamente pienso que no sé si van a entenderla o si pensarán que solo estoy haciendo esto por otras razones. Por ejemplo, mucha gente disfrutó “MF BASSLINE”, y también mucha gente comenzó a preguntarme por qué cambié, hubo otros diciendo que sólo cambiaba mi sonido para ser más popular. Simplemente hice una canción que se sentía como yo en ese momento. 

Hacer música debería ser divertido, debería ser una exploración. Y creo que tener perder o tener esta relación problemática con la música me hizo sentir encerrado y aplastado dentro de esta caja en la que solo se me permite lanzar cierto tipo de música. Pero todo esto es el tipo de música que hago y es mi propio sello discográfico así que puedo lanzar lo que yo quiera. 

Tienes tu propio sello discográfico y siempre has animado y defendido el ser un artista independiente. ¿Existe alguna lucha interna entre el director creativo y al mismo tiempo quien debe analizar y tomar las mejores estrategias desde un punto de vista práctico? 

Realmente no hago mucho la segunda parte. No creo que en algún momento no hacerlo haya afectado a la música que comparto porque al final de cuentas, nunca lanzaría algo que pensara que a la gente no le gustaría. Para mí la música está hecha para ser compartida. Si hice algo sólo para mí, entonces nunca lo vas a llegar a escuchar. Pero lo que he hecho ha sido pensando que con suerte alguien lo va a escuchar. Esencialmente eso es lo que importa. Es también un poco la forma en la que me hice independiente porque hice mi primer álbum con una disquera que me ayudó a comenzar a encontrar mi audiencia, así que, cuando me convertí en independiente ya había una audiencia. Pero para ser sincero, nunca ha sido algo que afecte mi proceso creativo. 

¿Cómo es que ‘Novella’ es el nombre perfecto para este nuevo material? 

Novela significa una historia corta. Como mencionaba, con cada track existe una vibra diferente y quería que fuera una pequeña colección de historias. Historias como “PUNCHIN’”, que terminó siendo una historia acerca del papá de mi novia, luego está “MF BASSLINE” acerca de sentirme desconectado y deprimido por la música, y con el videoclip de esa canción quería jugar con la idea de ser una especie de gran estrella de rock y que todo había perdido sentido. “FEARLESS IS THE FLAME” es acerca de enfrentar los miedos. 

Quería que cada track se sintiera distinto en lugar de que tuviera que pertenecer a un todo. Cada cosa que he hecho se ha tratado básicamente de ser yo explorando el amor, las relaciones íntimas y cómo me siento en este momento. Todo fue a través de ese lente. Esta vez quería escribir acerca de cosas diferentes. 

“FEARLESS IS THE FLAME” es una de las favoritas, especialmente el video en donde muestras todo tipo de miedos. Además de esa desconexión que tuviste con la música ¿Tienes algún miedo recurrente en cuanto a tu carrera, tu música o lo que tal vez harás en el futuro? 

Sí, definitivamente. Cuando hablo de esa especie de relación difícil con la música, genuinamente ha habido momentos en los que comienzo a preocuparme en lo que preguntabas, en el lado comercial de las cosas. Obviamente, siendo un artista independiente puede ser aterrador a veces, o ser cualquier artista en realidad porque nada está garantizado. Tuve un momento en el que tenía miedo de perder la capacidad de hacer esto, de ser un artista, lo cual es una tontería porque mientras siga escribiendo canciones, que sé que siempre lo haré, siempre seré un artista, pero creo que sentí un poco de dolor.

Tuve la misma sensación de tener miedo de sacar más música y de volver a hacer el próximo proyecto. Sentí lo mismo que en una ruptura. Sentí que me iban a quitar la música. Creo que era enero y estaba frío y triste, no estaba en el mejor espacio mental, pero eso me llevó a tomar riesgos más creativos. Y ahí es donde de repente encontré la alegría de nuevo. Cuando me deshice de los pensamientos restrictivos fue cuando la buena música sucedió.

La música de Will Joseph Cook siempre es colorida y alegre, incluso si toca algún tema triste o sentimental, es como si encontraras siempre el lado bueno a las cosas. ¿Dirías que esto es fundamental en tu proceso creativo? 

Creo que eso pasa por accidente. Honestamente, si intentara ser serio o tenso, no lo sentiría humano. Por ejemplo, estas semanas pasadas tuve algunas malas noticias de amigos que terminaron en el hospital. Cuando estoy al teléfono con ellos puedo sentirme triste por las malas noticias que recibí, pero al mismo tiempo siento mucho amor por mis amigos. Y tal vez ellos digan algo gracioso y todos terminan riéndose en medio de la situación, es un momento agradable en un momento de tristeza. 

Me parece que en la vida, las emociones están sucediendo todas al mismo tiempo. Eso es lo que intento plasmar en la música. Así que si escribo una canción triste que sólo se siente triste, que es el caso de mucha música en donde sólo eligen una emoción y puede sentirse falsa, para mí, se siente un poco teatral y no real o no lo suficientemente humano. Cada canción tiene una especie de luz y oscuridad, y eso es sólo el Ying y el Yang. Es un equilibrio.

Desde la primera vez que visitaste México comenzaste a crear una fuerte conexión con el público de aquí. ¿Tienes alguna experiencia favorita en nuestro país? 

Hubo un momento muy lindo de hecho. Tuve un show en Monterrey en abril o finales de marzo, pero estaba ensayando en la Ciudad de México porque ahí volé. Y algunos fans averiguaron que estábamos ensayando en este lugar y a lo largo del día unas cuantas personas fueron apareciendo para tomarse fotos con nosotros y simplemente venir a saludar. Todos fueron súper amables, no fue nada fastidioso, de hecho fue genial que hayan ido. Que la gente haga ese esfuerzo en su día para ir a saludarte, es algo increíble.